Cuidados para el cepillado dental

Técnicas de cepillado para niños

850 566 Lorente Ortodoncia en Zaragoza

La rutina de higiene dental debe comenzar en el momento en el que aparecen los primeros dientes. Cuando son bebés, es necesario limpiar suavemente dos veces al día y con un paño suave sus encías. Alrededor del año, podemos comenzar a cepillarle los dientes con un cepillo de dientes suave y con muy poquita pasta dental. El cepillado debe incluir tanto dientes como encías para evitar que se acumulen restos de comida y placa bacteriana.

Si el niño, conforme crece, quiere hacerse partícipe en esta rutina, le dejaremos a él realizar el cepillado, pero supervisando la cantidad de pasta de dientes que pone en el cepillo. Es recomendable supervisar este procedimiento hasta los seis o siete años de edad, cuando se determina que el niño ha adquirido la habilidad suficiente para hacerlo solo. Para mantener unos dientes sanos no permitas que el niño se vaya a la cama con un biberón en la boca ni con el chupete recubierto de miel o azúcar.

Para que los niños aprendan cómo debe ser el cepillado dental y no les resulte aburrido, podemos seguir estos simples consejos:

  • Para despertar su interés, cómprale un cepillo de dientes con cerdas suaves y con algún muñeco.
  • Lávate los dientes con él para que vea como hay que hacerlo. Enséñale a seguir siempre el mismo orden, sin olvidar la parte externa, interna y la horizontal.
  • Si se cansa antes de haber repasado todos los dientes, podemos hacer un trato como por ejemplo contarle un cuento mientras él se cepilla.
  • Hacer de la limpieza dental un juego. Ponerse con el niño frente al espejo y que trate de imitar los movimientos que hacen sus papás. Es importante no olvidar que la lengua también tiene que formar parte de esta limpieza.

Técnicas de cepillado de niños

Para los niños pequeños, la técnica de cepillado más aconsejada es la circular. Se trata de una técnica que consiste en realizar movimientos circulares a lo largo de todas las piezas dentales, con los que se consigue eliminar la placa bacteriana que se haya podido acumular. Los pasos a seguir en esta técnica son:

  1. Poner en contacto los dientes de la arcada superior e inferior.
  2. Comenzar haciendo movimientos en círculo con el cepillo dental. Nosotros aconsejamos realizar 20 círculos cada dos dientes, cepillando también a su vez la encía.
  3. Es muy importante seguir un orden, empezar por un lado y, haciendo todo el circuito, terminar en el otro lado.
  4. Primero que limpie la cara externa de los dientes, luego la interna y por último la zona de masticación realizando un fregado de delante a atrás.
  5. Con esta técnica tardarán unos dos minutos en cepillarse toda la boca.
  6. Por último, es aconsejable que se cepille la lengua realizando un barrido hacia afuera. Al principio puede provocarle alguna nausea o cosquillas, pero poco a poco se irá acostumbrando.

Lo aconsejable hasta que los niños han cumplido los 7 años es que se cepillen primero solitos y luego los padres realicemos un repaso para asegurarnos que la boca queda bien limpia. A parte de inculcar una buena rutina de higiene dental desde que son pequeños, es aconsejable acudir a las visitas del dentista para que identifique cualquier problema bucodental o determine si es necesario un tratamiento interceptivo de ortodoncia.

Esperamos haber sido de ayuda y como siempre cualquier duda poneros en contacto con nosotros.

Equipo Lorente Ortodoncia

 

    Llámanos