Cirugía ortognática en Lorente Ortodoncia

Cirugía ortognática, ¿qué es y en qué casos se realiza?

768 480 Lorente Ortodoncia en Zaragoza

La ortodoncia por sí sola no siempre puede solucionar todos los problemas que surgen durante el desarrollo maxilofacial. Aquellos pacientes que presentan deformaciones en la zona cráneo-maxilofacial es posible que necesiten cirugía ortognática para solucionarlas.

Si quieres saber en qué consiste esta cirugía y en qué casos se realiza, te lo explicamos a continuación.

¿Qué es la cirugía ortognática?

La cirugía ortognática es aquella intervención quirúrgica que puede solucionar las alteraciones esqueléticas de los maxilares y conseguir resultados excelentes tanto en el aspecto físico del paciente como en la funcionalidad de la boca. El objetivo final de cualquier intervención de cirugía ortognática es corregir la posición original de los huesos faciales de tal manera que se logre una oclusión perfecta.

Además, suele combinarse con un tratamiento de ortodoncia para lograr restablecer al completo la función masticatoria y darle al paciente unas facciones más equilibradas. Para poder llevar a cabo este proceso, es necesario que, tanto ortodoncista como cirujano maxilofacial estén en constante contacto para establecer el mejor plan de tratamiento para el paciente.

En la gran mayoría de los casos, este tipo de intervención suele realizarse en la edad adulta, una vez han finalizado los procesos de crecimiento y desarrollo y se tiene la certeza de que los huesos faciales no van a sufrir transformaciones.

En Lorente Ortodoncia podemos ayudarte a conseguir la sonrisa que mereces. Pide cita previa y consúltanos todas tus dudas sobre cirugía ortognática en Zaragoza.

 

¿En qué casos se realiza la cirugía ortognática?

La cirugía maxilofacial, como también se conoce a la cirugía ortognática, se utiliza para corregir la posición y forma de los maxilares. Por lo tanto, será necesaria en aquellos casos en los que existan alteraciones mandibulares o maxilares que provoquen problemas funcionales no corregibles únicamente con ortodoncia.

Con esta intervención quirúrgica podemos dar solución a diversos casos:

  • Retrognatia mandibular: el maxilar inferior está excesivamente retrasado con respecto al superior. Visualmente puede percibirse como si la mandíbula estuviera hundida y el rostro puede parecer más pequeño de lo que es.
  • Prognatismo mandibular: la mandíbula sobresale por encima del maxilar superior. Visualmente se aprecia la prominencia del mentón y, además, los dientes inferiores pueden llegar a superponerse sobre los superiores.
  • Asimetría facial: hay personas que tienen más desarrollado el lado de un maxilar o, incluso, todo un lateral. Cuando esto sucede a nivel esquelético, se requiere cirugía ortognática. Se puede apreciar un rostro descompensado en uno de sus lados.
  • Mordida abierta: esta maloclusión provoca que el paciente no pueda cerrar la boca porque varios dientes no contactan entre sí. Se puede deber a crecimientos anómalos en los maxilares y solamente se intervienen aquellos casos que no pueden corregirse con ortodoncia.
  • Rotación facial: La rotación facial es aquella maloclusión en la que el plano oclusal, es decir, el plano donde convergen los dientes maxilares y los mandibulares, está excesivamente inclinado y este hecho repercute estéticamente en la cara del paciente. La rotación facial puede ser en sentido horario o antihorario. Suele requerir cirugía ortognática bimaxilar y los cambios son espectaculares.

Si tienes alguna duda acerca del tratamiento mediante cirugía ortognática, puedes visitarnos en nuestra consulta de ortodoncia en Zaragoza.

    Llámanos