resultados ortodoncia

¿Al finalizar la ortodoncia se mantendrán mis dientes siempre en su sitio?

768 480 Lorente Ortodoncia en Zaragoza

Al terminar el tratamiento de ortodoncia se colocan unos aparatos retenedores. Los retenedores son los aparatos que se utilizan en la fase de retención (fase posterior al tratamiento de ortodoncia).

Estos aparatos tienen como misión la de dar estabilidad a los resultados obtenidos en la fase activa del tratamiento de ortodoncia. Los dientes y tejidos todavía no se han ajustado completamente a su nueva posición y son necesarios estos aparatos para mantener los dientes en su nueva posición, permitiendo que se asienten los tejidos de soporte.

tipos de ortodoncia

Tan importante es esta fase que consideramos que, si el paciente no va a colaborar en llevar estos aparatos, así como en su mantenimiento, recomendamos que no se realice ningún tratamiento de ortodoncia, ya que el riesgo de que los dientes puedan sufrir movimientos indeseados (recidivas o movimientos derivados de la presión de las muelas del juicio) es muy alto. Por tanto, es fundamental que la fase de retención sea considerada una continuación del tratamiento de ortodoncia.

Normalmente en la arcada superior es una funda invisible y en la parte inferior un retenedor fijo metálico por detrás de los incisivos que apenas se aprecia. Su función es fundamentalmente el control del movimiento de los dientes, para evitar que se puedan mover y estropear el resultado obtenido. Es importante colocarlo todo el tiempo que el especialista te haya aconsejado. La boca envejece como la piel o los ojos, produciéndose pequeños cambios que muchas veces son inapreciables.

PROTOCOLO POST-RETENCIÓN

Existen diversos protocolos de retención cada uno con sus criterios más o menos sólidos. Nuestra experiencia nos indica que:

– Debemos ser absolutamente claros a la hora de informar a nuestros pacientes de la importancia de la retención, así como de los efectos indeseables de no llevarla o de no seguir a raja tabla su prescripción. Es fundamental dar las recomendaciones por escrito.

– Más del 50 % de nuestros pacientes empiezan a descuidar el empleo de sus retenedores (en nuestro caso el superior) al mes de la retirada de la aparatología fija.

– Debemos insistir en que la retención es de por vida y es su RESPONSABILIDAD.

El protocolo que nosotros seguimos en cuanto a la retención es el siguiente:

– Para la arcada superior: 2 meses a tiempo completo después de la retirada de la aparatología fija. Sólo se quita para comer y beber. Transcurrido este tiempo, se recomienda el uso nocturno de por vida. Si alguna noche no lo lleva deberá recuperar 8 horas durante el día.

– Para la arcada inferior: cementamos un retenedor fijo de acero de por vida.

 REVISIONES POST RETENCIÓN

Al año de la retirada de la aparatología fija (esta revisión es obligatoria), para evaluar el asentamiento y el estado de los retenedores. En esta cita hacemos insistencia en la importancia de su colaboración. Durante las visitas post-retención vamos supervisando la higiene del paciente sobre todo en la zona donde está cementado el retenedor lingual inferior y si es necesario remitimos al dentista para realizar una profilaxis de esa zona. Es de vital importancia hacer mención en este apartado a las muelas del juicio, ya que son causantes en un alto porcentaje de casos de los movimientos indeseados de los incisivos después del tratamiento de ortodoncia.

¿Se mueven los dientes con los retenedores fijos?

La principal función de los retenedores fijos es evitar que se muevan los dientes. Por lo que, si utilizas un retenedor fijo tus dientes conservarán la posición que el tratamiento de ortodoncia les ha dado.

Para que tus retenedores fijos se conserven en buen estado, te damos algunos consejos.

  1. Presta especial cuidado a la hora de masticar alimentos demasiado duros para evitar que tus retenedores fijos se rompan o despeguen.
  2. Elimina de forma eficaz los restos acumulados de comida en la cara interna de la arcada dental inferior, ya que el arco del retenedor fijo puede aumentar el acúmulo de placa
  3. No muerdas tus uñas (onicofagia). Tener un hábito de mordida continuado de las uñas puede desplazar tus dientes.
  4. Aunque parezca que tu boca está en perfecto estado, acude a las revisiones pautadas. Como te aconsejamos en el anterior apartado, debes acudir para verificar que tus dientes no se mueven con los retenedores fijos, ya que esto indicaría que el arco metálico no se encuentra en un estado óptimo o ha sufrido desplazamientos o roturas.

En Lorente Ortodoncia otorgamos la misma importancia a la fase de retención como a las fases propias de corrección ortodóntica. Para que los dientes no se muevan, los retenedores (fijo y removibles) son la mejor garantía de conservación de los resultados a lo largo de los años.

Si crees que tus dientes se mueven incluso utilizando retenedores fijos, ponte en contacto con nosotros y pide cita. Podemos valorar el estado de tu boca y verificar que se está llevando a cabo la retención de forma adecuada.

    Llámanos