¿Qué es un retenedor?

850 566 Lorente Ortodoncia en Zaragoza

Los dientes tienden a moverse toda la vida. Nos encantaría deciros lo contrario, pero eso sería mentir. Aún una vez alineados no se quedan fijos a no ser que nos preocupemos de que éstos no se muevan o lo hagan lo menos posible. Para solucionar este inconveniente, existen los retenedores dentales.

Un retenedor es un aditamento personalizado fijo o removible hecho de plástico o metal, que se suele utilizar tras la finalización del tratamiento de ortodoncia para mantener los dientes en su posición correcta. Los retenedores de los dientes superiores que colocamos en Lorente Ortodoncia suelen ser removibles, es decir, se quitan y se ponen cada día, normalmente por la noche. En el caso de los dientes de la arcada inferior, podemos colocar retenedores tanto fijos (generalmente metálicos) como removibles.

Retenedores fijos

Los retenedores fijos constan de un arco lingual de metal que se cementa en la cara interna de los dientes, normalmente de canino a canino. Este tipo es el más utilizado por los ortodoncistas, ya que no requiere constancia por parte del paciente para su colocación. Se coloca en una sola sesión y puede durar en buen estado durante años sin necesidad de que se tenga que renovar. El grosor del arco ejerce la fuerza suficiente como para frenar el movimiento de los dientes y evitar que vuelvan a desplazarse.

Retenedor inferior metálico

Es lógico pensar que el retener fijo es más cómodo que el removible porque no requiere de la colaboración del paciente ni de su constancia por llevarlos puestos, sin embargo, no siempre éste puede cementarse en la cara lingual de los dientes maxilares. ¿Por qué no? Muy sencillo. En muchas ocasiones no existe resalte (espacio entre los dientes superiores e inferiores) para pegarlo. Además, el simple golpeteo de los incisivos inferiores sobre el retenedor superior acaba provocando que éste se despegue constantemente. Esta es la razón por la que recomendamos que la retención de los dientes superiores sea removible salvo en ocasiones concretas.

Retenedores removibles

Dentro de los retenedores removibles, podemos encontrar varios tipos.

  • Férula de retención. En ocasiones es confundido con las férulas de descarga que se utilizan para tratar el bruxismo. Se trata de unas férulas transparentes que abarcan todos los dientes y que se colocan por la noche. Este es el retenedor que generalmente realizamos en Lorente Ortodoncia para los dientes maxilares.

Retenedor transparente removible

  • Retenedor de Hawley. Consiste en un retenedor formado por un arco exterior y unos ganchos que se colocan en los molares. La principal diferencia con las férulas de retención es que éste cubre parte del paladar con un material acrílico.

Hay situaciones especiales cuando el paciente tiene enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis) si el paciente presenta mucha movilidad dental, una vez terminado el tratamiento, se realiza una retención intracoronaria.

Una retención intracoronaria es una retención que va pegada en una rielera muy fina que se ha hecho previamente en la cara lingual de los dientes incisivos y caninos. Esta retención tiene como ventaja que proporciona al paciente seguridad a la hora de comer ya que éste nota que todos los dientes están sujetos y que la movilidad dental queda reducida.

    Llámanos