falsos-mitos-dentales

Falsos mitos sobre tus dientes

900 560 Lorente Ortodoncia en Zaragoza

Nuestra salud bucodental y nuestra salud general están directamente relacionadas, y en ocasiones el desconocimiento sobre los correctos hábitos dentales generan confusión y falsos mitos sobre tus dientes.

Así que en Lorente Ortodoncia vamos a intentar explicaros algunas.

  • La higiene dental no guarda relación con otras enfermedades crónicas. Las dolencias bucales comparten factores de riesgo con las cuatro enfermedades crónicas más importantes, enfermedad cardiovascular, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes. Dietas poco saludables, tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol puede agudizarlas.
  • Los cepillos duros y los enjuagues fuertes limpian mejor. Se puede obtener un cepillado correcto con cepillos de consistencia suave y media. Los cepillos dentales con cerdas de dureza fuerte, pueden favorecer la recesión de encías. También hay que tener cuidado con los enjuagues con alto contenido en alcohol ya que pueden producir sequedad de los tejidos orales al modificar la cantidad y calidad de la saliva.
  • Los palillos de dientes es lo que mejor me va para limpiarme los dientes. El palillo no está diseñado específicamente para la función de limpiar los dientes, por eso no debemos usarlo, además podemos producir con ellos alguna lesión en la encía.
  • El mal aliento es algo crónico. El mal olor procede del metabolismo de las bacterias anaeróbeas que hay en la boca. La mayoría de los casos de halitosis desaparecen si se realiza una adecuada higiene dental. Es recomendable realizar una visita al año a nuestro dentista para ver si es necesario que nos hagan una limpieza dental. El mal aliento también puede estar relacionado con el estómago, aunque no es una de las causas más frecuentes.
  • La alimentación no está relacionada con la salud bucodental. Una correcta alimentación influye también en la salud dental. La fruta y la verdura contienen azúcares naturales, así que un consumo en exceso puede erosionar el esmalte. Es recomendable beber leche y derivados después de las comidas, antes de cepillarse.
  • En cada embarazo se pierde un diente. El embarazo conlleva una serie de cambios orgánicos que pueden repercutir en la cavidad bucal, por eso, en cuanto la mujer detecte que está embarazada sería correcto que acudiera a su dentista para que le expliquen cómo debe cuidarse la boca en esta etapa tan especial de su vida. Es importante cepillarse los dientes y sobre todo las encías, ya que durante la etapa de gestación, éstas tienden a inflamarse y sangrar más de lo habitual.
  • Mejor no cepillarse porque me sangran las encías. Una encía sana no debe sangrar y si lo hace es porque algo no va bien. Muchos de los pacientes atribuyen este sangrado al tipo de cepillo o a la técnica de cepillado, sin saber que si existe sangrado en las encías puede ser consecuencia de una gingivitis y derivar en algo más serio como una enfermedad periodontal. Si la encía sangra debes cepillarla y si no cesa, ir a tu dentista para que éste te asesore.
  • Si se tiene piorrea se pierden todos los dientes. La enfermedad peridontal vulgarmente llamada “piorrea” provoca la pérdida de hueso alrededor de los dientes. Sin el tratamiento adecuado, los dientes pueden empezar a moverse. Actualmente el tratamiento periodontal es altamente eficaz, facilitando el mantenimiento de los dientes en boca.
  • Comer chicle después de las comidas sustituye al cepillado. Después de comer se reduce la cantidad de saliva que es la que actúa de freno ante las bacterias. Masticar chicle favorece la secreción de saliva, por lo que ayudamos el equilibrio ácido de la boca, pero es algo momentáneo ya que nunca nos podrá limpiar tan bien la boca como un correcto cepillado y el uso de la seda dental.
  • Las limpiezas dentales estropean el esmalte. Para llevar a cabo la limpieza, los odontólogos utilizan una aparotología específica que rompe el sarro de la superficie sin afectar al esmalte. Hay que tener en cuenta que las limpiezas de boca son cada 6-12 meses. Si fuera todos los días no sería bueno, pero distanciadas en el tiempo no pasa nada.
  • Los implantes dentales pueden sufrir alergia o rechazo. El material utilizado en los implantes es el titanio y este material posee una biocompatibilidad con el organismo humano, el cual lo tolera sin provocar reacciones alérgicas. Lo que sí puede ocurrir es que no se consiga la osteointegración que pueden deberse a problemas técnicos durante la cirugía por parte del profesional o por problemas del paciente (tipo de hueso o existencia de factores de riesgo, tabaquismo o mala higiene).
  • Beber agua no es importante para la salud bucodental. Es importante beber mucha agua para que las glándulas produzcan más saliva.
  • Las caries en los dientes de leche no afectan a los definitivos. Falsa creencia. La caries del diente de leche debe ser tratada, a no ser que el profesional te indique lo contrario y por ejemplo decida extraer el diente en vez de realizar la caries.
  • El bicarbonato es bueno para blanquear los dientes. Aunque antiguamente se usaba como blanqueante, es muy abrasivo, y ocasiona daños al esmalte.
  • Las muelas del juicio han de extraerse siempre. Sólo deben extraerse cuando su posición o desarrollo causen infecciones o problemas para el resto de los dientes como movimiento dental.

En el Equipo Lorente Ortodoncia, esperamos haber disipado algunas de vuestras dudas, si no es así llámanos ya que estaremos encantados de ayudarte.

¿Buscas un ortodoncista
en Zaragoza?

Pide una cita informativa con nosotros, valoraremos tu caso y te asesoraremos sobre el mejor tratamiento de ortodoncia para ti.

    Llámanos