tratamiento de caninos incluidos en Zaragoza

Caninos incluidos: todo lo que debes saber sobre esta anomalía del desarrollo dentario

768 480 Lorente Ortodoncia en Zaragoza

Son muchos los padres que acuden a nuestra Clínica de Ortodoncia en Zaragoza preocupados por la tardanza de ciertos dientes de sus hijos que no llegan a erupcionar dentro de la edad esperada.

Los dientes incluidos o retenidos son aquellos que concluyen su formación pero nunca llegan a erupcionar. En el caso de los caninos incluidos, el colmillo definitivo del niño que alcanza los 12 años no llega a colocarse en su cavidad dentro de la arcada dentaria.

Aunque es frecuente que el propio niño o sus padres perciban esta anomalía en edades tempranas, es posible que este rasgo no se perciba por el paciente hasta que, alcanzada su edad adulta, el colmillo de leche se desprende.

Causas frecuentes del canino incluido

Los caninos incluidos son más frecuentes de encontrar en mujeres que en hombres y no existe una relación clara entre las teorías existentes a día de hoy.

La causa de origen más común de caninos incluidos es la condición genética. Existe una predisposición familiar a desarrollar caninos incluidos al igual que ocurre con otras anomalías de desarrollo dentario como las agenesias o la ausencia de incisivos laterales.

Otras posibles causas del canino incluido pueden relacionarse con un germen dental, el apiñamiento o la falta de reabsorción de la raíz del diente de leche.

¿A tu hijo no le erupciona un colmillo? Así será su diagnóstico de caninos incluidos en Lorente Ortodoncia.

Nuestros expertos en Ortodoncia en Zaragoza cuentan con una amplia experiencia en la supervisión del desarrollo de las estructuras óseas, maxilares, mandibulares, de paladar y dentarias de la boca de los más peques de la casa.

Gracias a la última tecnología dental de diagnóstico obtenemos imágenes de la situación del canino incluido dentro de los tejidos óseos y descartamos que la ausencia de erupción del colmillo del niño se corresponda con un caso de agenesia dentaria (ausencia del diente definitivo).

En este mismo proceso, el ortodoncista evaluará la viabilidad del tratamiento de ortodoncia siguiendo variables relacionadas con la localización del canino incluido, el tramo de desplazamiento respecto a la arcada dentaria, su angulación y altura a la que se encuentre.

Qué debes hacer si tu hijo ha cumplido 12 años pero aún sus colmillos no han erupcionado.

Siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO), la primera visita de un niño al ortodoncista debe hacerse a los 8 años. A esta edad es raro que un niño necesite un tratamiento de ortodoncia, pero es interesante revisar que los dientes vayan erupcionando correctamente por lo que resulta interesante hacer una revisión anual con tu ortodoncista, ya que son diferentes los problemas eruptivos que el clínico puede interceptar a los 7 años que los que puede interceptar a los 9. Siempre que sea posible se tratará al paciente en una sola fase cuando haya cambiado todos los dientes decíduos a definitivos pero en ciertas ocasiones es posible que el niño requiera de un tratamiento de ortodoncia interceptivo.

Los caninos incluidos o retenidos empiezan a poder palparse en el proceso dentoalveolar sobre los 9-10 años y suelen erupcionar sobre los 11-12 años. Si crees que tu hijo puede tener caninos incluidos o colmillos retenidos, llámanos y pide cita. Nuestros expertos en ortodoncia pueden valorar su caso y ofreceros una solución a su medida. ¡Estaremos encantados de ayudaros!

¿Buscas un ortodoncista
en Zaragoza?

Pide una cita informativa con nosotros, valoraremos tu caso y te asesoraremos sobre el mejor tratamiento de ortodoncia para ti.

    Llámanos